martes, 9 de noviembre de 2010

No me gusta el viento. Hoy hace mucho y no me gusta.
Los vientos fuertes trastornan a la gente, igual que la Luna Llena, o más.
Los locos se vuelven más locos, los cuerdos demasiado cuerdos. Los solitarios se refugian en sus mundos, los que hablan lo hacen demasiado. Los que tienen mal carácter se les acentúa y los que no lo tienen les aparece. Los problemas se vuelven problemones y las carcajadas sonrisas....

Yo, no sé en que grupo estoy, nunca lo he sabido y creo que nunca lo sabré.


Ahí van las ilustraciones que hice para la recién estrenada web del estudio.
Buenos vientos para todos.




3 comentarios:

  1. El viento es un fenómeno meteorológico absurdo. La brisa transporta las semillas en primavera y refresca los ánimos en verano, pero estos vientos de nosecuantos Kms por hora que rompen las ramas de los árboles... ¿de qué sirven? Para enloquecernos con sus ululantes aullidos de cliente de frenopático. Una tormenta violenta es dañina: inunda plantas bajas e incendia montes con sus rayos, pero al menos tiene la disculpa de su violenta belleza. ¿Pero, el viento desatado? Qué maldad más esteril...

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas las ilustraciones :)

    ResponderEliminar
  3. Estas semanas estaba ocupado, y al asomarme por tu blog dos nuevas entradas, cosa que me encanta, y me puse a leerlas y claro como siempre me encantaroN!

    Sobre esta entrada las ilustraciones son maravillosas y es cierto que el viento trastorna, aunque a mi me gusta bastante y yo soy jaja una persona algo callada y fria pero de vez en cuando jaja me vuelvo calido, podria decirte que tu al menos entras en la simpatia ^^.

    Un beso y sigue asi, es genial todo y ya me avisaras lo de la exposicon!

    ResponderEliminar